Slideshow shadow
por Editorial

Juego

agosto 28, 2013 en Blog, Todos por Editorial

“Los niños repiten en el juego todo cuanto les ha hecho gran impresión en la vida”

-Freud, 1920-

El juego es universal, cualquier niño del mundo puede y quiere jugar, es una actividad central que se realiza en cualquier momento y lugar. Por lo que, las Naciones Unidas lo ha declaro como un derecho justo y universal de la niñez. Privar a un niño del juego es privarlo del placer de vivir.

El juego es la forma natural de expresión y comunicación de cualquier infante. Se usa como el equivalente al lenguaje verbal de los adultos y con este se sienten más cómodos jugando. Algunas de las características del juego es que es espontáneo, disfrutable, voluntario y no está dirigido a una meta en particular; lo cual se ha contrapuesto con los adultos debido al afán de los mismos de producir y aprovechar el tiempo en cosas “significativas”. Sin embargo, el juego en el niño es parte de su proceso de vida, a través de éste logra entender y elaborar situaciones que en algún momento le fueron difíciles de asimilar. Por lo tanto, el juego para el niño no opera a través de una motivación extrínseca (regalo, felicitación de algún adulto), sino más bien es una fuerza interna lo que los motiva a jugar, como el obtener placer, a la vez que se desarrolla de múltiples maneras.

El juego es de suma importancia para el desarrollo del niño, es la forma en la que aprenden conceptos que ningún adulto les puede enseñar. Asimismo, se fomenta la creatividad para que aprendan a explorar, y se les dote de la fuerza necesaria para encontrar distintas soluciones a problemas. Es el medio en el cual le dan una expresión significativa a experiencias emocionalmente importantes. Adicionalmente, en el transcurso se ven involucradas las áreas física, mental y emocional, así como, la expresión creativa y la interacción social. Asimismo, para Freud, es la manera en que construyen su identidad, a través de ciertos juegos, los niños experimentan que su persona sigue siendo la misma.

El ambiente que se recrea en una situación de juego les brinda una sensación de seguridad, de una atmósfera no amenazante, espontánea y flexible, donde no hay una represalia o rechazo de un otro. Por lo que, esto les provee una forma de sanar tristezas y heridas, una manera de aliviar tensiones e incrementar la autoexpresión. En este ambiente, los niños se sienten libres para actuar emociones internas extremas como enojo, miedo, sensación de pérdida, o de sentirse abrumado, entre otras.

Por lo tanto, este proceso es un paso fundamental para la posterior adaptación del niño al mundo adulto, poco a poco van aprendiendo el significado de los valores y los experimentan de forma individual a través de experiencias únicas, adaptadas a su forma de ser.

En general, el juego es esencial para el adecuado desarrollo de la salud mental del infante. Un niño sano juega, se divierte y explora. Por lo que, cuando un pequeño está inactivo, no juega, nada de lo que le rodea atrae su mirada o lo animan gestos repetitivos continuos y no tiene modulación de placer ni de invención, es posible que sufra depresión por una causa reciente o tenga problemas relacionales.

Resumiendo, el juego ayuda al niño a:

  • Desarrollar habilidades físicas
  • Distinguir entre ellos y el exterior
  • Experimentar e identificar las emociones
  • Practicar roles
  • Explorar situaciones
  • Aprender, relajarse, divertirse
  • Representar aspectos problemáticos
  • Adquirir dominio

Bibliografía: 

Freud, S., Obras Completas, Ed. Amorrortu, Argentina, 2007, 303 pp.

Landreth, G., Play Therapy The Art of the Relationship, Ed. Brunner-Routledge, New York, 2002, 408 pp.

Landreth, G., Innovations in Play Therapy, Ed. Brunner-Routledge, New York, 2001, 369 pp.

Dolto, F., Las etapas de la infancia: nacimiento, alimentación, juego, escuela, Ed. paidós, Barcelona, 2000, 182 pp.

por Editorial

Terapia de Juego con Adolescentes

agosto 28, 2013 en Blog, Papás por Editorial

Terapia de Juego con Adolescentes

En sí no existe una terapia específicamente dirigida a adolescentes como con los niños, donde hay una variedad de técnicas. Usualmente esta población recibe un tratamiento modificado de la psicoterapia de los adultos. Sin embargo, los pacientes de esta edad no suelen satisfacer los criterios para un proceso terapéutico habitual debido a que presentan resistencia a acudir a terapia, ya que se posee el estigma de que es solo para personas que están muy enfermas o locas. Asimismo, otro factor que interfiere es su comunicación, ya que a ellos les gusta hablar con sus amigos, pero no con un adulto y mucho menos de sus problemas.

Si se desea llevar a psicoterapia a un adolescente lo ideal es primero que los papás acudan en busca de la ayuda y conjuntamente se trace un plan para integrarlo al tratamiento. Los adolescentes se benefician en extremo de una psicoterapia de juego, ya que constituye un espacio en una época problemática donde se busca la independencia de sus padres.

Bibliografía: 

O’Connor, K., Manual de Terapia de Juego Volumen 2, Ed. Manual Moderno, 1997, México, 535 pp.

por Editorial

Juego

agosto 27, 2013 en Blog, Papás por Editorial

Como se abordó en el artículo principal, el juego es fundamental para el desarrollo del infante. Es por eso, que queremos invitarte a hacer una reflexión: sabemos que para ti es importante que tu hijo aprenda modales, que ayude en las tareas del hogar, que sea responsable y se destaqué en la escuela y que haga todo esto en lugar de jugar. Pero toma en cuenta, que el juego para él no es tiempo perdido, es la manera en que puede desarrollarse, descubre y aprende cosas. Así, que por favor piensa dos veces antes de regañarlo por “desperdiciar el tiempo jugando”.

 

Bibliografía: 

Freud, S., Obras Completas, Ed. Amorrortu, Argentina, 2007, 303 pp.

Landreth, G., Play Therapy The Art of the Relationship, Ed. Brunner-Routledge, New York, 2002, 408 pp.

Landreth, G., Innovations in Play Therapy, Ed. Brunner-Routledge, New York, 2001, 369 pp.

Dolto, F., Las etapas de la infancia: nacimiento, alimentación, juego, escuela, Ed. paidós, Barcelona, 2000, 182 pp.

por Editorial

Juego

agosto 27, 2013 en Blog, Terapeutas por Editorial

El juego según la teoría de Piaget, es también, la transición entre una experiencia concreta y el pensamiento abstracto. En el juego, se trabaja en una forma sensorio motora con objetos concretos que son símbolos de algo más que el niño ha experimentado de manera directa o indirecta. Por lo que, el juego es el intento del niño de ordenar sus experiencias a través de su propio control y seguridad.

Por otra parte, Erik Erikson define el juego como una situación en la que el niño puede enfrentar experiencias creando situaciones modelo, donde pueden manejar la realidad experimentando y planeando, donde se pueden equivocar sin sentirse amenazado.

Bibliografía: 

Freud, S., Obras Completas, Ed. Amorrortu, Argentina, 2007, 303 pp.

Landreth, G., Play Therapy The Art of the Relationship, Ed. Brunner-Routledge, New York, 2002, 408 pp.

Landreth, G., Innovations in Play Therapy, Ed. Brunner-Routledge, New York, 2001, 369 pp.

Dolto, F., Las etapas de la infancia: nacimiento, alimentación, juego, escuela, Ed. paidós, Barcelona, 2000, 182 pp.

por Editorial

Terapia de Juego con Adolescentes

agosto 27, 2013 en Blog, Terapeutas por Editorial

Terapeutas

Una de las principales dificultades a las que se enfrenta el terapeuta con el adolescente es su oposición. Por lo que, primero es necesario crear un vínculo de confianza sólido, como el acuerdo de confidencialidad hacia sus padre, para que de esta forma, se sitúe al adolescente en un ambiente de confianza sin miedo a ser delatado.

El entrenamiento usual en la psicoterapia de niños es el uso de un método activo que lo invite a jugar. Sin embargo, los adolescentes rechazan este primer tipo de acercamiento. Por lo que, se buscarán alternativas de aproximación que les permitan expresar su problemática inconsciente o consciente. Entre ellos, juegos o actividades adaptados a su edad, que propicien la recapitulación de hechos de la infancia que ayuden a generar una nueva perspectiva de la situaciones traumáticas, como el segundo período de individuación.

Otros de los principales retos del paciente es el de la equidad de la justicia, ya que en esta etapa, la lucha por la misma es constante como se puede observar en ciertas comparaciones con sus amigos. Asimismo, la lucha por la autonomía, el deseo de ser percibido con los mismos derechos que el adulto, el deseo de ejercer habilidades de mando, la grandiosidad y el posible ataque al narcisismo del terapeuta, son dinámicas usuales a las que se deben enfrentar.

 

Bibliografía: 

O’Connor, K., Manual de Terapia de Juego Volumen 2, Ed. Manual Moderno, 1997, México, 535 pp.

por Editorial

Historia y Modelos de la Terapia de Juego

agosto 27, 2013 en Blog, Todos por Editorial

Los primeros indicios de Terapia de Juego surgen con el padre del psicoanálisis, Freud, quien en el transcurso de la elaboración de su teoría, toma el caso de Hans que presentaba fobia a los caballos. En el intento de aplicar sus conceptos teóricos a la práctica, se da cuenta de que los niños operan de un modo diferente. Así pues, la maestra vienesa Hermine Von Hug-Hellmuth, fue la primera en tratar a los niños a través del juego. Le siguen los estudios de Anna Freud y Melanie Klein quienes aportan concepciones radicalmente diferentes del modelo psicoanalítico. La primera intentaba ayudar al niño a comprender qué pensaban, sentían y por qué se comportaban como lo hacían y usaba el juego como el preámbulo para establecer una relación émpatica con el niño. En cambio la segunda, se abocó a trabajar con los niños como si el juego fuera el equivalente a la asociación libre en los adultos, es decir interpretaba las actitudes directamente del niño en el juego. En seguida, surgen distintos teóricos que distaban del psicoanálisis como Jung, Adler y Perls, que crean sus propios modelos, a los cuales se ha adaptado la Terapia de Juego. Sin embargo, de acuerdo a Schaefer, autor americano, los avances más reconocidos en terapia de juego son los de Virginia Axline, quien se inspiró en la terapia centrada en el cliente de Carl Rogers, la cual es la más usual en Estados Unidos.

Los diferentes modelos de intervención varían de acuerdo al marco teórico que apliquen. Las distintas Terapias de Juego se enlistan a continuación por orden alfabético:

 

  • Alderiana: modelo activo y directivo que enfatiza el papel de la sociedad, de las metas, de la subjetividad y creatividad del sujeto.
  • Centrada en el niño: el terapeuta es un mediador y compañero explorador en el autodescubrimiento del niño.
  • Cognitivo-conductual: Basada en la tarea de distinguir pensamientos irracionales, lógicos y el efecto que tienen las creencias y actitudes inadecuadas en el comportamiento. *Se requiere un nivel de abstracción y entendimiento alto, por lo que no se recomienda para niños menores de 8 años.
  • Ecosistémica: proviene de la teoría sistémica y de algunas de trabajo social. Trabaja a través de observar la conducta como una reacción a un cambio en el sistema.
  • Familiar: se ve a los miembros de la familia como una unidad, no se percibe al niño como un problema solo. Se fomenta la asistencia y participación de la familia en las dinámicas.
  • Fenomenológica: modalidad que utiliza principalmente la comunicación por imágenes como medio primario para la expresión de experiencias y de emociones.
  • Filial: parte de la centrada en el niño, los padres aplican la terapia de juego a sus propios hijos menores de 12 años, con la capacitación y supervisión del terapeuta.
  • Gestalt: aplica los principios básicos del funcionamiento integral del individuo (sentidos, cuerpo, las emociones y el intelecto), tiene sus bases en Fritz Perls.
  • Grupal: hace énfasis en el desarrollo de las relaciones humanas donde crecen y aprenden sobre si mismos. Esta modalidad, se puede fusionar con distintas teorías.
  • Jungiana: el proceso consiste en pasar de una situación familiar y consciente a un estado desintegrado para después volver a reintegrar, pero de otro modo.
  • Normativa: terapia en la que se adecua la teoría de acuerdo a las necesidades del paciente.
  • Psicoanalítica: el terapeuta ocupa el rol de la madre y enfatiza el papel activo del niño.
  • Relaciones Objetales / Temática: se basa en la teoría de relaciones objetales y en temas lúdicos específicos como problemas de apego, abuso, violencia, enfermedades, entre otros.
  • Terajuego: es una intervención breve e intensiva basada en los principios del apego. Utiliza técnicas físicas e interactivas. En esta modalidad, los padres participan directamente para mejorar la relación a través de intervenciones directivas.

 

Bibliografía: 

Schaefer C., Fundamentos de Terapia de Juego, Ed. Manual Moderno, 2005, México, 208 pp.

por Editorial

Aspectos Prácticos de la Terapia de Juego

agosto 27, 2013 en Blog, Papás por Editorial

Es importante aceptar que cuando un niño se encuentra en un proceso terapéutico, la responsabilidad no recae ni en el niño ni en el terapeuta, ya que es un trabajo conjunto donde toda la familia está involucrada. Es muy recomendable, que a la vez que el niño se encuentre en terapia, los padres obtengan ayuda, ya que de esta forma comprenderán las actitudes y avances en su hijo. Uno sin lo otro genera resultados parciales, por lo que es muy beneficioso el trabajo a la par.

De la misma manera, es de suma importancia recalcar que el niño en este modelo, no es “malo” por naturaleza, sino que simplemente refleja problemas personales y familiares internos. Es importante tener siempre en mente que el niño es producto del medio y sí se desea que cambie, también la familia deberá modificarse.

Bibliografía:

West, J., Terapia de Juego Centrada en el niño, Ed. Manual Moderno, 2000, México, 280 pp.

por Editorial

Aspectos Prácticos de la Terapia de Juego

agosto 27, 2013 en Blog, Terapeutas por Editorial

En la Terapia de Juego centrada en el niño, el terapeuta establece una atmósfera permisiva con el niño para dejarlos expresarse a través de su medio natural de expresión: el juego. Por lo que, el paciente dirige la sesión y el terapeuta sólo intervendrá para evitar peligro, daño o conductas inapropiadas. Las principales características del terapeuta se basan en los ocho principios básicos que enlista Virginia Axline. Estos son:

El terapeuta:

  1. Desarrolla una relación interna y amigable con el niño.
  2. Acepta al niño tal como es.
  3. Crea un sentimiento de actitud permisiva en la relación, de tal forma que el niño se siente libre para expresar sus sentimientos por completo.
  4. Esta alerta a reconocer los sentimientos que el niño esta expresando y los refleja hacia él, de tal forma que logra profundizar en su comportamiento.
  5. Observa un gran respeto por la habilidad del niño para solucionar sus problemas, aunque es responsabilidad del niño decidir y realizar cambios.
  6. No intenta dirigir las acciones o conversación del niño. El niño guía, el terapeuta lo sigue.
  7. No apresura el curso de la terapia.
  8. Establece solo aquellas limitaciones que son necesarias para conservar la terapia.

 

La primera sesión es vital para el ulterior desarrollo del proceso. En este momento, el niño mostrará actitudes, problemáticas esenciales y la forma en que se logrará el trabajo.

Bibliografía:

West, J., Terapia de Juego Centrada en el niño, Ed. Manual Moderno, 2000, México, 280 pp.

por Editorial

Aspectos Prácticos de la Terapia de Juego

agosto 27, 2013 en Blog, Todos por Editorial

La Terapia de Juego se lleva a cabo mínimo una vez a la semana en el consultorio del terapeuta, con todo el material para el juego necesario. La duración semanal de la terapia es de aproximadamente una hora, dependiendo de la edad del niño. Generalmente la edad indicada para empezar un proceso es a los 4 años, sin embargo, existen casos que se pueden tratar desde los dos años y medio. En cuanto, a la duración total del proceso varía de acuerdo al caso, pero se estima por lo menos seis meses.

Las personas autorizadas y acreditadas como terapeutas de juego deben contar con un título de Licenciatura orientado a las ramas de la salud, así como una especialización (mínimo diplomado) o maestría en Terapia Infantil. Asimismo, el terapeuta debe estar bajo un proceso de supervisión.

Si tu hijo, alumno o niño presenta conductas inapropiadas para su edad, observas cambios extremos de ánimo, muestra problemas conductuales físicos o emocionales se sugiere que vaya a Terapia de Juego. Llevar a un hijo con el terapeuta no es fácil y representa un acto de amor y valor, ya que reconocer que un niño sufre, esta detenido en su desarrollo o hace daño y necesita ayuda profesional es doloroso.

Para empezar un proceso de Terapia de Juego, se realiza una primera entrevista con los padres para hablar acerca del por qué de la necesidad de la intervención, sí es referido por parte de la escuela, médico, etc. Asimismo, se indaga en la historia familiar y personal del paciente.

por Editorial

¿Qué es la Terapia de Juego?

agosto 26, 2013 en Blog, Papás por Editorial

“Jugar en presencia de un adulto dispuesto y permisivo puede ser curativo”
-Dorfman, 1951-

La Terapia de Juego, desde la perspectiva centrada en el niño, es un tipo de psicoterapia que utiliza como herramienta de trabajo el juego y que se puede aplicar a niños, adolescentes y adultos. Tiene como objetivo ayudar de una manera cercana, a todos los aspectos del individuo para así lograr bienestar. Se trabaja principalmente con las emociones del niño, lo cual conjuntamente ayudará para lograr cambios en su conducta.
Este tipo de terapia favorece en el niño la expresión de sus preocupaciones durante el juego. En este depositará afectos y fantasías, ya que el juego es el medio natural de autoexpresión, experimentación y aprendizaje para el niño. Esta vía le facilitará la comunicación y liberación de frustraciones; de tal forma que estas experiencias le resultarán renovadoras, sanas y constructivas.
Dentro de los problemas que se tratan con frecuencia se encuentran: conductas inmaduras, dificultad para establecer vínculos, fracaso escolar, maltrato o abuso físico, masturbación, problemas psicosomáticos y en el control de esfínteres, trastornos de la alimentación, del sueño y del aprendizaje, mutismo selectivo, retraimiento, berrinches, conductas violentas y desordenadas, cambios en el estado de ánimo, entre otros. Asimismo, la terapia de juego ayuda en el manejo de situaciones de cambios como divorcios, mudanzas, llegada de nuevos hermanos, muertes cercanas, etc.

Bibliografía:
West, J., Terapia de Juego Centrada en el niño, Ed. Manual Moderno, 2000, México, 280 pp.